Pranayamas

Pranayamas
21 mayo, 2019 prema yoga

 

Tomar conciencia de nuestra respiración pareciera ser una tarea difícil y que implica grandes esfuerzos por lograr la concentración y disciplina requeridas. No obstante, los ejercicios propuestos desde diferentes miradas invitan a que todos podamos aprender a inhalar y exhalar el aire de manera correcta y que permita su realización diaria sin problemas.

Existen maneras en las que se puede ejercitar con mayor facilidad la acción de respirar, como practicarlo al aire libre durante la mañana o tarde por la noche. También se refiere a la forma de disponernos frente a este ejercicio manifestando que es mejor efectuar la dinámica sin zapatos y que su beneficio redunda en que nuestro cuerpo funciona como un conductor de la energía de los polos de la tierra, por lo que el uso del calzado puede disminuir esta potencialidad.

El arte de respirar consciente es pura práctica”, se debe estar concentrado desde un principio en zonas como la del ombligo, pues es ahí “donde uno acumula la energía, la que permite que la sangre fluya bien por todo el organismo”. Estar conscientes en la frecuencia respiratoria, en la cual se inhala, retiene (con pulmones llenos y vacíos de oxígeno) y exhala el aire comienza a transformarse en un proceso fluido.

Existen técnicas de meditación que han medido lo que ocurre mientras el sujeto practica una técnica que lo lleva a un estado mental diferente, “de más orden y de mayor equilibrio”;  las mismas se han registrado a nivel científico y con otras técnicas, por ejemplo de relajación, donde se ha medido la frecuencia respiratoria. Estas observaciones nos muestran que las personas que logran entrar en este estado mental más profundo y más coherente de la fisiología del cerebro, logran bajar su frecuencia respiratoria y de hecho logran tomar conciencia de que están respirando mucho más lento de lo que se hace habitualmente, incluso en el estado del dormir”.

La  mayoría de las personas respira de forma muy superficial, utilizando una pequeña porción de los pulmones.

La respiración está ligada a cómo utilizamos el cuerpo y cómo nos sentimos. La rigidez corporal va ligada a la respiración deficiente. Si el diafragma está tenso en forma permanente, quizás se esté intentando sofocar inconscientemente sentimientos no deseados, como una defensa personal ante sentimientos dolorosos, reduciendo también las sensaciones de placer y gozo. Cuando se tapan sentimientos de ira o dolor por mucho tiempo la respiración se vuelve muy superficial y restringida. Con la práctica de yoga el diafragma se va liberando de esas tensiones acumuladas, también liberando en muchas ocasiones a esos sentimientos contenidos.

 

Siempre es aconsejable practicar técnicas de Pranayamas con un profesor capacitado, ya que mal practicadas pueden ocasionar grandes daños.

 

Namaste, Prem

 

Comentarios

Te invito a dejar un comentario o consulta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Englishहिन्दीEspañol
Abrir chat